Clases de nutrición en las escuelas de Paraguay


Desde hace un buen tiempo me vengo preguntando:
 ¿Por qué en Paraguay no se implementan clases de nutrición, como una materia académica?
Si miramos las estadísticas sobre los hábitos de consumo, sobre el sobrepeso y la obesidad y sobre los escasos conocimientos nutricionales que presenta la población paraguaya, no sería mala idea implementar esta estrategia.

Sacar las comidas chatarra en las cantinas ubicadas en las escuelas, no mejorará la nutrición de los niños y jóvenes. Sabemos que ese tipo de medidas carece de posibilidades de éxito, por que competir contra industrias tan poderosas como son algunas productoras de refrescos de cola sería mas que imposible.

Una solución de fondo consistiría en brindar educación nutricional. La nutrición debería ser materia obligatoria en la enseñanza primaria en nuestro país.
Hay que enseñar a los niños a comer sano y el mejor lugar para hacerlo son las escuelas, donde ellos adquieren o copian lo que hacen sus compañeros. Hay que instruirles en no comer fuera de hora y que adopten un régimen disciplinario de comidas; por ejemplo, mantener las cinco comidas principales diarias: desayuno, mdia mañana, almuerzo, merienda y cena, evitar el picoteo y las chatarras.

Esto requiere hacer modificaciones a nivel de ley y constitución sobre decretos de la educación en nuestro país, logrando que sea obligatoria la clase de cultura nutricional desde preescolar hasta la preparatoria.

Si la nutrición fuera una materia más en las aulas desde que los niños son muy pequeños, algunos de los problemas con los que nos encontramos en la actualidad tendrían una escasa incidencia en la población y especialmente en la población infantil.

Esto ayudaría a disminuir todos los problemas y complicaciones relacionados con la diabetes mellitus, enfermedades coronarias y cerebrovasculares, enfermedades que derivan de inadecuados hábitos alimenticios y que constituyen la primera, segunda y tercera causas de fallecimientos en toda américa latina .

La educación de los niños permitiría atacar ese problema de manera indirecta en las familias. Introducir una materia de esta naturaleza implica establecer objetivos a largo plazo, ya que No podemos modificar en media hora la conducta de un niño.

Educar nutricionalmente a un niño debe hacerse con calma, con pasos que sean consolidados y nunca obligados, ya que se puede crear una aversión a la comida.

Cuando el bachiller egrese, ya habrá cursado durante 15 años la materia de educación nutricional, de manera que tendrá los instrumentos necesarios para decidir qué debe comer, ya estaría dominando el tema de selección de alimentos.

Pero todo radica en implementar una didáctica adecuada.

Tengo mucha confianza en los licenciados en nutrición, quién más que nosotros que estamos capacitados para ello!!  Se podría implementar la asignatura de fundamentos de la nutrición como base fundamental de la materia.

Es más que interesante la idea, pero además de ser interesante creo que estamos muy lejos de llegar a algo asi.

Mientras que en México, y otros países latinos llevan a cabo esta increíble propuesta de cambio. Nosotros, los nutricionistas paraguayos seguiremos reclamando un trabajo digno en algún puesto público, donde la nutrición sea respetada como una carrera dentro del área de la salud; seguiremos esperando que llegue nuestro momento de actuar.

A cuántos años luz estaremos atrasados?

Pero seguiremos en la lucha, nadie dijo que iba a ser fácil.

Cuéntame tu historia


Especialmente pensado en nuestros lectores, “Nutrición en Armonía” ofrece un espacio a todos aquellos que pasan o pasaron por trastornos de la conducta alimentaria o simplemente cambios en la alimentación debido a alguna patología, para que compartan experiencias de sus pasos por esta lucha.

Se pretende así impulsar esperanza y ánimos a todas las personas que están en tratamiento o todavía no se han decidido.

Si te interesa contactar con nosotros, contarnos tus experiencias o simplemente tienes alguna duda en cuanto a tu alimentación actual, escríbenos a nutricionenarmonia@gmail.com y publicaremos tus dudas e inquietudes, respondiéndolas en la brevedad posible.

Anímate!!

Los carbohidratos engordan?


Mas de uno habrá oído hablar sobre el famoso mito que los carbohidratos engordan!!! Yo personalmente escucho todo el tiempo.
Este mito crece cada vez mas, ya que muchos le tienen miedo por su gran fama, y tratan de evitarlos, comiendo en exceso por ende las grasas y las proteínas.
Es un error muy común en nuestro entorno.

Si, es cierto que en el grupo de carbohidratos incluyen las harinas, pero esto no quiere decir que los dejemos de consumir, siempre tenemos que tener en cuenta que todo extremo es malo, solo hay que saber comer.

Si calculamos una dieta basada en 2.000 calorías diarias, lo recomendable es consumir 250 gramos de carbohidratos diarios. Tenemos que tener en cuenta que 15 gramos de carbohidratos cuentan como una porción.

Cuántas porciones de estos alimentos se deben consumir diariamente para llevar una alimentación equilibrada?

La leche: Una taza de leche descremada sin grasa equivalen a 15 gramos de carbohidratos.

Los productos lácteos aportan calcio, proteínas, vitamina D y otros nutrientes esenciales, por lo que se deben incluir dentro de nuestra dieta básica.

Eso sí, debemos remplazar la leche entera por la leche descremada y optar por productos lácteos bajos en grasa.

El yogurt : 1 porción de carbohidratos equivale a una taza de yogur descremado.

El yogurt descremado es una gran opción saludable. Los yogures saborizados generalmente tienen mucho azúcar, lo cual es perjudicial para su organismo. Si queremos añadirle un poco más de dulce, se recomienda cortar frutas, como la manzana, y colocarlos adentro, otra opción podrían ser las nueces.

Las frutas: Una pequeña porción contiene 15 gramos de carbohidratos. Todos sabemos que las frutas en sí hacen mucho bien a la salud, pero de igual manera debemos tener cuidado con las porciones.

Si hablamos de una persona con diabetes, frutas como las manzanas, las bananas, los melones son las mejores opciones. Eso sí, debe cuidarse de las peras y las uvas, pues pueden tener demasiado azúcar.

No porque las frutas sean saludables debemos exagerar su ingesta, con 3/4 de taza de frutas diarias es más que suficiente.

Los panificados: Una rebanada de pan equivale a 15 gramos o una porción de carbohidratos. Aunque el pan blanco y el integral tienen un contenido de carbohidratos similares, este último es su mejor opción, pues por lo general tiene dos veces más de fibra que el pan blanco. Esto significa que se digieren más lentamente y que el azúcar en la sangre aumentará de manera más gradual después de comer.

Las pastas: Se recomienda consumir diariamente solo un tercio de taza de pasta. Al igual que con el pan, también debe optar por los fideos integrales en lugar de la pasta hecha con harina blanca.

¿Cómo debe servirse? Debe poner en su plato una cantidad aproximada a la mitad del tamaño de una pelota de tenis. Pero, debemos cuidar al servirnos y no llenar en exceso el plato, ya que se puede conseguir con facilidad los carbohidratos recomendados para todo un día en una sola comida. Aquí es donde ocurre el mayor error.

Los cereales: 15 gramos equivalen a 3/4 de taza de cereal seco. El desayuno es la comida más importante del día, especialmente para las personas con diabetes. Una alimentación equilibrada en la mañana le ayuda a empezar el día saludable y con energía.

Una gran opción puede ser ingerir un tazón de salvado de avena con leche descremada. Además, debemos evitar en lo posible los cereales que contengan mucho azúcar y sean bajos en fibra.

Los jugos: Una porción de carbohidratos consiste en media taza de jugo de fruta.

Siempre recomendable elegir frutas en lugar de jugo porque estas contienen fibra. Además, el jugo, incluso los que no tienen azúcar, es alto en calorías. “Tres vasos contienen entre 300 a 400 calorías”.

Las personas que no quieren renunciar a tomar un jugo de naranja en las mañanas deben beber solo un vaso pequeño. Y en lugar de consumir botellas gigantes de bebidas azucaradas, prefiera el agua o té sin azúcar.

Las famosas galletitas: Una porción equivale a 4 a 6 galletas saladas. Cuando compramos un paquete debemos fijarnos en la cantidad de carbohidratos y ver el contenido de grasas trans y sodio. Incluso las galletas relativamente bajas en carbohidratos pueden tener un montón de grasas no saludables y mucha sal.

Es recomendable comprar galletas con no más de 200 miligramos de sodio por porción de carbohidratos. Por el contrario, si lo tuyo es comer galletas dulces, lo mejor es limitar su consumo a una o dos como máximo. Sabemos que cuesta dejarlas de comer, por eso es mejor separarlas del paquete y controlar su consumo.

Los helados: Media taza de helado es lo mismo que 15 gramos de carbohidratos.

A quién no le gusta el helado? Es algo que no podemos evitar, pero debido a contiene tanta grasa, solo deberíamos comer ocasionalmente, en pequeñas porciones.

Mitos Famosos sobre los Carbohidratos!

Los carbohidratos son la principal fuente de energía de nuestro organismo y los cereales, los alimentos que los contienen como nutriente prioritario, son la base de la alimentación humana. Sin embargo los hidratos de carbono son el centro de muchas creencias y mitos.

A continuación 3 de los mitos más difundidos:

1. Los alimentos ricos en carbohidratos engordan: Esta creencia es totalmente errónea, ya que las calorías por gramo que aportan los hidratos (4 cal/g) son menos de la mitad de las que aportan las grasas (9 cal/g).

Las pastas, el pan, o cereales concentran calorías que sólo pueden representar un aumento de peso si se consumen en demasía y el gasto calórico del organismo es nulo. Pues el exceso de carbohidratos no utilizados se acumulan como grasa que puede utilizarse como fuente de energía en otra ocasión al ser una reserva de fácil movilización.

2. No se deben consumir carbohidratos después de las 20 hs: Este falso mito nace por creer que luego de las 20 hs. los carbohidratos ya no se “gastan” con los movimientos y entonces, se almacenan como grasa.

No es indispensable consumir los hidratos en el mediodía o desayuno, sino que, la suma de las calorías y nutrientes dan origen a un total diario que no es influenciado por su distribución.

Aunque siempre es aconsejable concentrar las calorías y los cereales en el desayuno para reducir la ansiedad y llegar con menos apetito a las próximas comidas, consumir alimentos ricos en carbohidratos por la noche no representarán un aumento de peso.

3. No se deben consumir carbohidratos junto a las proteínas: Este mito es totalmente falso y se puede desmentir con sólo ver la composición de los alimentos, ya que la mayoría de éstos contienen al mismo tiempo, proteínas e hidratos.

Comerlos conjuntamente no implica ninguna consecuencia para el organismo, pero esta creencia nace con el objetivo de lograr una mayor sensación de saciedad, debido a que se pensaba que lo carbohidratos en una sola comida calmaban el apetito y las proteínas en otras producían el mismo resultado.

Pero hasta el momento sólo se sabe que las proteínas tiene mayor poder saciador que cualquier otro nutriente, sin embargo, no se conoce lo mismo respecto a los hidratos.

Espero que este resumen sobre los carbohidratos les haya sido útil y tomen en cuenta los consejos dados. Nunca debemos olvidar que para lograr una buena nutrición debemos conocer las porciones, y saber que todo exceso tiene sus consecuencias.

Obesidad Morbida "Cuerpos que gritan"


Como todos sabemos, la obesidad es una enfermedad de origen genético, educativo, social y cultural, que implica varios problemas socio económicos.

Sus causas son múltiples, e incluyen factores tales como la herencia genética, el comportamiento del sistema nervioso, endocrino y metabólico y el tipo o estilo de vida que se lleve.

En conjunto puede haber dos principales causas:

1) Ingerir mas calorías de las que el cuerpo gasta.

2) Menor actividad física que la que el cuerpo precisa.

La obesidad se produce por alteraciones en el equilibrio de entrada/salida de energía. Como consecuencia se pueden producir diversas complicaciones como son la hipertensión arterial, la diabetes mellitus y las enfermedades coronarias.

La herencia tiene un papel importante, tanto que de padres obesos el riesgo de sufrir obesidad para un niño es 10 veces superior a lo normal. En parte es debido a tendencias metabólicas de acumulación de grasa, pero en parte se debe a que los hábitos culturales alimenticios y sedentarios contribuyen a repetir los patrones de obesidad de padres a hijos.

Otra parte de los obesos lo son por enfermedades hormonales o endocrinas y pueden ser solucionados mediante un correcto diagnóstico y tratamiento especializado.

Hoy he decidido subir al blog el famoso programa del canal Natgeo "cuerpos que gritan: Obesidad mórbida".
Es un video bastante fuerte, relacionado específicamente al sufrimiento de los obesos; es una realidad que mas de una vez se ha convertido en tabú.


No está mal informarnos acerca de esta enfermedad que aprisiona y hace de la vida de muchos una tortura, una verdadera cárcel. "Si los cuerpos gritaran".

Receta: Ensalada de repollo y apio

A pedido del público, empezaré a subir algunas recetas recomendadas para una alimentación ideal.

Hoy empezamos con las ensaladas, y salió sorteada la de repollo con apio.

Ensalada de repollo y apio.

- Ingredientes:

5 hojas de repollo

2 ramas da apio

1 zanahoria cocida

1/2 remolacha cocida

50gr pechuga de pollo cortado en tiras

50 gr de jamón york

1 cucharada sopera de mayonesa light

1/2 cucharadita de crema de mostaza

1/2 cucharadita de ketchup

- Receta:

Primeramente lavamos, secamos y picamos el repollo y el apio. Después cortamos en tiras finitas la zanahoria y la remolacha. A continuación, troceamos el pollo en rodajas y el jamón york en tiras finas.

Finalmente ponemos todos los ingredientes troceados en un recipiente y removemos. Después añadimos la mayonesa, la mostaza y el ketchup, y removemos con suavidad.

Esta receta representa a un plato ideal, ya sea para el almuerzo o la cena. Espero que les guste!!!!

Las ensaladas, más que recomendadas!



Las famosas ensaladas que en su momento rechazábamos están cada vez más de moda, por qué? Hoy en día representan a un plato completo, ya sea para el almuerzo o la cena. Ya no es necesario que lo acompañes con algo. Son riquísimas!!!!
El consumo de estas ensaladas por día es tan beneficioso para la salud que ni se imaginan!

De hecho, es muy recomendable a cualquier edad por una serie de razones que inciden directamente sobre la salud:

- Gracias al alto contenido en fibras de sus ingredientes, las ensaladas regulan la función intestinal. Además de ser laxante, la fibra reduce el colesterol y mantiene los niveles de azúcar en sangre, lo que las hace especialmente recomendables en el caso de padecer diabetes.

- Hidratan el cuerpo. Al estar preparadas con ingredientes con un alto porcentaje de agua en su composición, las ensaladas son ideales para mantener la hidratación corporal, especialmente en épocas calurosas en las que la pérdida de agua es mayor.

- Son diuréticas y depurativas. Debido a su alto contenido en agua y potasio, la ingesta de ensaladas en la dieta ayuda a eliminar líquidos. Esto resulta especialmente beneficioso en caso de hipertensión o retención de líquidos. El aumento de la producción de orina conlleva una mayor eliminación de residuos tóxicos como ácido úrico, urea, etc., por lo que las ensaladas son muy recomendables en casos de gota, hiperuricemia, afecciones articulares, reumatismos, cálculos renales...

- Ayudan a regular el colesterol. La fibra de muchas verduras y frutas reduce el colesterol en sangre. Asimismo el aceite de oliva con el que se suele combinar a las ensaladas produce el mismo efecto beneficioso sobre el organismo.

- Previenen enfermedades degenerativas y coronarias. Los antioxidantes presentes en los vegetales bloquean la acción de los radicales libres, sustancias implicadas en el desarrollo de enfermedades degenerativas y del corazón.

- Previenen la anemia. Las verduras de hojas verdes como las espinacas, los berros o la escarola son muy ricas en hierro y clorofila, sustancias con demostrados efectos anti anémicos. Para facilitar la absorción del hierro hay que acompañar estos ingredientes con alimentos ricos en “vitamina E” como algunas frutas, tomates o pimientos.

- Su consumo diario protege la piel. Muchas de las hortalizas de color rojo o naranja que se utilizan en las ensaladas zanahorias, tomates, pimientos, remolacha, etc. aportan beta-carotenos que se transforman en vitamina A, imprescindible para la renovación celular de la epidermis, y vitamina C, que mejora la producción de colágeno, una proteína que mantiene la piel joven y sin arrugas.
La mayoría de las ensaladas son hipocalóricas. En general, y siempre que no vayan acompañadas de salsas muy elaboradas, aportan pocas calarías, lo que las hace especialmente recomendables para aquellas personas preocupadas por bajar de peso, y lo mas importante, brindan mucha saciedad.
Les recomiendo, acostúmbrense a consumirlas!